Soy Mujer….

Soy mujer, en consecuencia compro!

 

el mercado femenino es de un tamaño inconmensurable y si bien algunas empresas han realizado tímidos intentos por acercarse a este público poco servido, salvo honrosas excepciones, no han demostrado de manera convincente, su voluntad de concentrar esfuerzos sobre el segmento femenino en contraposición al masculino.   Para muchas empresas, lo anterior significa la necesidad de revisar profundamente sus líneas de productos, su estrategia y hasta su posicionamiento

Mas que fenilalanina y feneiletilamina, se necesita valor para tomar esta decisión

EL TÉRMINO “MULTITASKING” CONOCIDO POR TODOS COMO UNA CARACTERÍSTICA TÍPICA DE LAS MUJERES, LA CUAL LES PERMITE REALIZAR DIVERSAS ACTIVIDADES A LA VEZ, SE ESTÁ CONVIRTIENDO ACELERADAMENTE EN “MULTITIMING” VOCABLO QUE DESCRIBE A CAPACIDAD DEL CEREBRO FEMENINO DE PROCESAR VARIAS IDEAS AL MISMO TIEMPO

 

Son las seis y media de la mañana; sobre la mesa de noche suena el despertador y Laura prontamente lo apaga.  Con una coordinación digna de un director de orquesta, despierta a los muchachos, prepara el desayuno, se viste pensando ¿cuál será el mejor “look”? para las tres reuniones de trabajo a las que asistirá durante el día de hoy; mientras abre la nevera, hace una lista mental de aquello que, en algún momento del día, deberá comprar, firma la boleta de Juan Carlos (su hijo de 14 años) y, antes de salir da los buenos días a su marido diciéndole, además que debe cambiarse la corbata porque ésa tonalidad de azul, no combina con la camisa.  Todo lo anterior lo realiza en exactamente 30 minutos.

La escena anterior se repite a diario en millones de hogares a lo largo y ancho del mundo.  El fenómeno de la mujer con dos y tres roles en la familia y en el trabajo no es más un hecho estadísticamente aislado, se está convirtiendo en la norma más que en la excepción. El incremento del poder adquisitivo de la mujer, aunado a su importante influencia y poder de decisión en el seno familiar la convierten en una combinación única, por demás desconocida para quienes deben elaborar una campaña creativa para los productos que comercializan.

En efecto, el marketing para las féminas puede resultar mucho más complejo de lo que parece.  No basta con agregar algunos colores pasteles y prestar atención a la confección para suscitar el interés del público femenino, es necesario modificar radicalmente el enfoque de mercadeo tomando en consideración varias diferencias fundamentales relacionadas con la estructura del cerebro femenino.

A modo de ejemplo: El cerebro masculino es atraído fácilmente por una buena campaña de anuncios publicitarios bien diseñados gráficamente.  Esto se debe a que la corteza visual del cerebro masculino está directamente conectada con los centros emotivos y generan “un punto de memoria, un recuerdo perdurable” en su LTM (memoria de largo plazo).  Este fenómeno no está presente en el cerebro femenino, en cuanto que el sentido de la vista no recibe la misma prioridad que en el cerebro masculino.  Este hecho, obliga a quienes diseñan estrategias publicitarias, a agregar a sus campañas clásicas, realizadas a base de anuncios y “elementos visuales” una gran cantidad de marketing BTL , a través del cual las mujeres puedan identificarse y “sentirse escuchadas” por las diferentes marcas.

Este enorme poder adquisitivo no ha pasado inobservado a las grandes cadenas de consumo masivo.  Hasta en aquellas dedicadas exclusivamente a artículos masculinos, como por ejemplo las cadenas dedicadas a “DO IT YOURSELF”, que están ofreciendo cursos gratuitos a sus clientes de cómo decorar el cuarto del bebé, o cursos de cómo utilizar el taladro sin ensuciar toda la sala…

El hecho de que el ojo femenino sea capaz de distinguir el doble de las tonalidades de colores que el masculino ha llevado a varias (brand mundiales) empresas a rediseñar sus logos y colores para hacerlos más atractivos al público femenino.  El término “multitasking” identificado por muchos como una característica propia del género femenino en cuanto a que pueden realizar varias actividades al mismo tiempo (manejar, hablar por teléfono y maquillarse) está evolucionando a multiminding” el cual describe la capacidad del cerebro femenino de pensar en diferentes cosas al mismo tiempo.  Ésta característica del cerebro femenino, ha sido confirmada por diversos estudios que la relacionan la mayor cantidad de interconexiones entre los hemisferios, en el cerebro femenino, con el hecho de que ellas puedan activar diversos centros de comunicación y de pensar en varios temas al unísono.

En conclusión, para atraer al público femenino, no basta, como piensan muchos, con utilizar el rosado en la próxima línea de productos.  Si deseamos de verdad penetrar éste inmenso mercado, necesitamos comunicar a las mujeres que “las estamos considerando” en función de su individualidad y de sus características y que estamos profundamente interesados en satisfacer sus necesidades y deseos.  La capacidad, del cerebro femenino, para percibir la HONESTIDAD, no tiene paralelo, en consecuencia, si deseamos enfocarnos sobre el mercado femenino, debemos hacerlo con sinceridad y compromiso y no utilizando campañas estériles diseñadas “ad hoc”.

Existen cadenas de consumo masivo en el mercado de la electrónica que han ejecutado programas de formación a fin de que sus empleados de atención al público que los visita, estén capacitados para explicar las características más importantes y los argumentos de venta a sus clientes femeninos en su “propio idioma” esto es sin utilizar tecnicismos innecesarios.

Algunas tiendas llegan a utilizar estratagemas como aquella de ofrecer un bombón de chocolate con elevado contenido de cacao a sus clientes.   Dos componentes presentes en el chocolate, la fenilalanina y la feniletilamina están conectadas directamente con dos neuro-transmisores que inducen la producción de dopamina, la hormona del “sentirse bien”. Esta dulce estratagema, ayuda a producir esa sensación de sentirse mejor escuchada y por lo tanto a pasar más tiempo en ése negocio, con la correspondiente satisfacción del dueño ya que existe una relación muy cercana entre el tiempo de permanencia dentro del establecimiento y la propensión a realizar una compra.

Justamente esto es lo que le sucedió a Laura, quien entró a su tienda con la idea de comprar sólo “cuatro cositas” y no pudo resistir la tentación de comprar algunas cosas para la casa y de aprovechar las ofertas que seguramente será muy útiles durante las próximas fiestas. Ahora ya está atrasada para preparar la cena, menos mal que tiene algo en el congelador justamente para estos “casos de emergencia”.

Y su “lista de cosas para hacer” se actualiza para la jornada siguiente -.—

 

EL INCREMENTO DEL PODER ADQUISITIVO DE LA MUJER, AUNADO A SU PODER DE DECISIÓN DENTRO DEL ÁMBITO FAMILIAR DAN LUGAR A UNA GRAN OPORTUNIDAD

Leave A Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: