Los cerebros femenino y masculino contrapuestos

 

SI A VECES LA CONVERSACIÓN ENTRE HOMBRES Y MUJERES ES DIFÍCIL Y CAUSA DE TENSIONES, LA “CULPA” RECAE SOBRE LAS DOS HORMONAS “REY Y REINA”: LA TESTOSTERONA Y LA OXITOCINA. NIVELES RELATIVAMENTE ELEVADOS DE ESTAS SUSTANCIAS INFLUYEN SOBRE EL HUMOR Y LA CAPACIDAD PARA REACCIONAR.  LOS PRINCIPALES NIVELES DE COMUNICACIÓN SURGEN CUANDO LOS NIVELES ESTÁN BAJOS, SIN EMBARGO PARA “RELLENAR EL TANQUE” DE TESTOSTERONA BASTA CON UN PERÍODO DE REPOSO, MIENTRAS QUE PARA LA OXITOCINA, HACEN FALTA LA COMUNICACIÓN, EL CONTACTO Y COMPARTIR EMOCIONES.

INDEPENDIENTEMENTE DE SI NOS REFERIMOS AL CAMPO LABORAL O PERSONAL, CONOCER LOS PRINCIPALES SISTEMAS QUE CONTROLAN LAS REACCIONES QUÍMICAS DENTRO DE NUESTRO CUERPO, PUEDE SER DE GRAN AYUDA PARA ESTABLECER UNA RELACIÓN SANA Y DE LARGA DURACIÓN.

 

La escena se repite prácticamente en cualquier lugar.

Ella: Hola , ¿ya estás en casa? (Ella llega del trabajo, Él está sentado en el sofá viendo la televisión o frente a la pc. Con la mirada perdida)

Él: Hola, hoy llegué temprano.

Ella: Yo en cambio tuve un “día de esos especiales”.

Él: ¡Ah! (casi sin levantar la vista de la pantalla)

Ella: Como ya te había dicho anoche, hoy me dijeron lo que en realidad está detrás de la promoción de mi colega; ¡no es posible!

Él: ¿En serio?

Ella: (luego de unos tres minutos de perorata) ¿Entendiste ahora? ¿Seriamente? Pero ¿me estás escuchando?

Él: (reaccionando al oír la palabra “escuchando”) ¡claro que sí! ¿qué tengo que hacer para ayudarte?

Ella: ¿hacer? ¡no tienes que hacer nada! ¡sólo tienes que escucharme! Sólo tienes que escucharme de vez en cuando; claro que para ti estos problemas no son importantes (y aquí la conversación toma un giro muy desagradable)

¿Les parece familiar? No se preocupen, no depende de la fortaleza o debilidad de la relación con su pareja, depende de un factor tan determinante como difícil de controlar: el sistema neuro-endocrino.

En la actualidad existen muchos neuro-científicos que estudian, desde hace algunos años, las reacciones generadas por variados estímulos sobre nuestro centro nervioso mas importante, y sus descubrimientos nos acercan, cada vez mas, a una respuesta inequívoca: Los cerebros “femeninos” y “masculinos” son tan distintos que, a veces, parece mentira que pertenezcan a la misma especie.

Quizás parece exagerado, pero el hecho de que cerebros que pertenecen a individuos de sexos diferentes, tengan tan poco en común, en cuanto a su forma de reaccionar a ciertos y determinados estímulos, está llegando a convertirse en un hecho público y notorio.

Hasta los mas escépticos, se rinden ante la evidencia: los “cerebros masculinos” operan desde el punto de vista de “ser útil”, de tomar decisiones, de comunicar poco, sólo lo esencial; mientras que los “cerebros femeninos” operan desde la necesidad de comunicar mucho y en profundidad, desde la necesidad de ser apreciados por aquello que son y no por aquello que uno hace, de una capacidad empática desarrollada al extremo y de una simetría encefálica tal que les permite “integrar” dentro de un razonamiento único una cantidad enorme de contenido emocional, completamente desconocido para su contraparte masculina.

Independientemente de si nos referimos al campo laboral o personal, conocer los principales sistemas que controlan las reacciones químicas dentro de nuestro cuerpo, puede ser de gran ayuda para establecer una relación sana y de larga duración.

Dos son los elementos necesarios para iniciar nuestro viaje hacia una mejor comprensión del cerebro del otro sexo; los mismos se encuentran íntimamente ligados a conocer las hormonas Rey y Reina que dan origen a buena parte de aquellos comportamientos que hacen “enloquecer” al sexo opuesto.

La Testosterona y la Oxitocina son conocidas por muchos, no así sus funciones y posibilidades. El comportamiento “masculino” se encuentra muy relacionado con la cantidad de testosterona que circula en nuestro organismo, de forma tal que si pudiésemos medirlo con precisión, conoceríamos, con un buen grado de aproximación, la manera en la cual nuestro mejor amigo podría comportarse frente a determinada situación.

Después de todo la regla no es muy compleja: a mayor nivel de testosterona, mayor nivel de energía, mayor voluntad de hacer y de lograr alguna meta, mayor voluntad de decidir, de sentirse útil, de participar, de vencer…

A menor nivel de testosterona, poca motivación a decidir, flojera generalizada, una sensación de baja autoestima y necesidad de reposo total. Pero cuidado, cuando el cerebro masculino se da cuenta de que el nivel de testosterona ha bajado demasiado, debido, por ejemplo, a una jornada de trabajo intensa, llena de decisiones y de acciones; inicia su rutina de “stand by”, prácticamente apagándolo por un breve lapso de tiempo. Bajo estas condiciones nos “echamos –en-el-sofá-y-no-deseo-hacer-ni-decir-nada”; nuestro sistema regenera la cantidad de testosterona hasta alcanzar un nivel mínimo aceptable para continuar con nuestra actividad habitual. No nos preocupemos, el proceso de “recarga” dura aproximadamente unos 15 minutos.  ¿se recuerdan la “mirada perdida” de su pareja frente a la pantalla? Significa: proceso de recarga de hormona rey (testosterona).

En cambio, en el cerebro femenino, es determinante la producción de Oxitocina; la “hormona de la relación”, los niveles adecuados de Oxitocina, en un cerebro femenino, crean la sensación agradable de ser apreciada, aceptada, escuchada, esta hormona estimula los centros de comunicación entre ambos hemisferios aumentando la capacidad de sentir las emociones de los demás, desarrollando una capacidad empática desconocida para los hombres.  Cuando disminuyen los niveles de Oxitocina la sensación de soledad, de no ser escuchada, de incapacidad para mostrar las emociones propias de manera se torna cuanto mas presente.

A diferencia de la testosterona, la oxitocina no se regenera con la inactividad sino cultivando las relaciones, comunicándose intensamente, buscando el contacto físico y compartiendo emociones.  Algunos tipos de endorfinas se encuentran íntimamente ligadas a la producción de Oxitocina; éste es el caso de aquellas que se producen al saborear, por ejemplo,  un buen chocolate. Esto es cierto y se encuentra demostrado científicamente, el chocolate es coadyuvante en la producción de Oxitocina, y de paso ayuda a incrementar la autoestima (claro que no es la única cosa que aumenta….)

Como si no fuera suficiente, la asimetría del cerebro masculino, dificulta ver las situaciones desde diversos puntos de vista, sin la intervención consciente de nuestra corteza prefrontal. Éste hecho nos hace bastante mas primitivos en cuanto a nuestras respuestas inmediatas frente a una situación llena de emotividad.

La simetría del cerebro femenino y la interconectividad que presenta entre los dos hemisferios y el cerebro emotivo (límbico), convierte una comunicación “femenina” en mucho mas elaborada, compleja y emotiva; capaz de demostrar y sentir diversas tipologías de emociones primarias al unísono.

A través de estas nociones sencillas, es relativamente fácil intuir y comprender lo difícil que puede resultar la comunicación entre cerebros de diferente sexo. Sin embargo, existen ciertas premisas sencillas, que nos pueden guiar en esclarecer este tema. Veamos un ejemplo:

Ella: Hola ¿ya estás en casa? (ella regresa a casa del trabajo; Él se encuentra sentado en el sofá viendo la tele o frente a la pc, con la mirada perdida)

Ella piensa: Ajá, está recargando la testosterona.

Ella: Cuando puedas, ¿me vienes a ayudar en la cocina? (palabra clave “ayudar”)

Él: Hola, si hoy llegué temprano

Él piensa: verdaderamente necesito mis 10 minutos.

Él: Dame un cuarto de hora y te voy a ayudar

Ella: Ok, necesito tu opinión sobre lo que me sucedió hoy (palabra clave: “opinión”)

Él: Ok, sabes que puedes contar conmigo (recarga de testosterona y oxitocina en una sola frase)

Ella: Diez minutos y te echo el cuento

Él: muy bien

Y así la conversación toma un giro en una dirección decisivamente mejor…..

Leave A Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: